La Impresión Bajo Demanda para autores independientes

Fuente blogconlicencia.com

La tecnología de Impresión Bajo Demanda (o POD, del inglés Print On Demand) supone varias ventajas para todos aquellos autores que quieran ver su libro publicado en formato papel.

Básicamente, permite que el autor, a través del proveedor, sólo imprima un ejemplar cuando un comprador hace el pedido, no antes. Y después se envía directamente a este destinatario. Es decir, posibilita la impresión por unidad, sin necesidad de tener una tirada mínima de ejemplares.

Esto elimina los costos de configuración asociados a la impresión tradicional, en gran parte gracias a las impresoras digitales. Al ser posible el trabajo por unidad, no se asumen costos de almacenaje ni hay que contar con un sistema de mantenimiento de las existencias.

En consecuencia, la impresión bajo demanda facilita que el autor tenga un mayor control y una mayor posibilidad de publicar, con riesgos financieros muy inferiores. Los costos iniciales son bajos, y no hay necesidad de hacer una estimación de la futurible demanda. Como en el caso de la autoedición de libros digitales, el autor puede trabajar por libre, sin el respaldo de una editorial, y vender directamente a los lectores.

Para publicar un libro usando la Impresión Bajo Demanda conviene recurrir a alguna de las plataformas online disponibles, que ofrecen varios servicios añadidos a la impresión del libro. Desde los más básicos (el autor edita y diseña su libro y lo manda imprimir), hasta los propios de una editorial (revisión, corrección, diseño, maquetación, marketing, etc.).

 

Fuente blogconlicencia.com